Felicitación de navidad y año nuevo

Hasta ahora no había encontrado la manera de felicitar estas “fiestas”. Pero por fin he encontrado en una web, una serie de “postales” y un poema perfecto para la ocasión. Las postales las podéis ver pinchando aquí, y el poema podéis leerlo también pinchando aquí, se llama “No vengas, Navidad”.

Así que si habéis entrado ya en esos enlaces, y le habéis dedicado el tiempo suficiente a contemplar las postales y a leer el poema, ya estaréis en condiciones suficientes para felicitaros vosotros mismos. Por dos motivos, primero, porque no habéis cerrado la ventana en la segunda estrofa y segundo porque tenemos una suerte inmerecida por tener unas condiciones cómodas de vida. Condiciones cómodas de vida que llevan a que la mayoría de la población mundial sufra pobreza y pase hambre, condiciones de vida que fomentan la marginación, condiciones de vida a las que le interesa la pobreza para que nosotros podamos mantener el despilfarro, condiciones de vida que no humanizan a la sociedad sino que la polariza cada vez más, y en vez de observarnos y proclamar que somos unos auténticos afortunados y ayudar a que la gente del mundo a que viva bien redistribuyendo lo que nosotros tenemos, sólo sabemos mirar hacia nuestro ombligo con desdicha y como niños mimados del mundo que es lo que somos, quejarnos y no conformarnos con lo que tenemos.

Lo siento, no puedo ver las bombillas de mi ciudad encendidas despilfarrando electricidad, dinero y contaminando, mientras todavía hay personas que sufren de desamparo, que padecen frío por las noches, que no tienen techo, ni comida, ni oportunidades, mientras la gente pasa por encima de ellos con bolsas de Inditex, el Corte Inglés o comiendo mierda de algún Burguer King.

No soporto esta falsedad de mundo ni un sólo segundo más. Así que seáis felices mientras miráis a vuestro ombligo, ya que el día que levantéis la mirada encontraréis un mundo incomprensible, sino me creéis, intentad observar con detenimiento a vuestras calles.

Aprovechad para reuniros con vuestros familiares y amigos, disfrutad de su compañía y olvidad viejos malentendidos. Ya existe bastante sufrimiento en este mundo, como para que nos amarguemos la vida por tonterías y problemas superficiales.

Un saludo, y que en este nuevo año, todos aprendamos a valorar y hacer felices a cuantos nos rodean. ¡Salud y Amor!

You must be logged in to post a comment.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis